También ha indicado el pontífice que el nacimientos de los Patrons of the Arts de los Museos Vaticanos se inspiró no sólo en un loable sentido de corresponsabilidad por la herencia de arte sacro que tiene la Igleisa, sino también por el deseo de dar continuidad a los ideales espirituales y religiosos que llevaron a la creación de las colecciones pontificias.
Del mismo modo, el papa ha indicado que en todas las épocas "la Iglesia ha hecho llamamiento a las artes para dar expresión a la belleza de la propia fe y para proclamar el mensaje evangélico de la magnificencia de la creación de Dios, de la dignidad del hombre creado a su imagen y semejanza y del poder de la muerte y resurrección de Cristo de llevar redención y renacer a un mundo marcado por la tragedia del pecado y de la muerte".
Por ello, los Museos Vaticanos, recuerda el papa, "ofrecen a los innumerables peregrinos y visitantes que llegan a Roma la posibilidad de encontrar este mensaje mediante obras de arte que dan testimonio de las aspiraciones espirituales de la humanidad". Para concluir, Francisco les ha indicado que "vuestro apoyo a las obras de arte de los Museos Vaticanos pueda ser siempre un signo de vuestra participación interior a la vida y a la misión de la Iglesia".